Libros

Selecciona tu idioma... Select your language...

jueves, 8 de enero de 2015

Porqué he dejado de utilizar iPhone e iPad

Cracked iPhone
Foto por Andrew Mager (Creative Commons)

En este artículo resumo cómo he pasado de ser un Apple Fanboy a ir dejando de lado sus productos por falta de innovación y precios que no cumplen con la calidad que ofrece el producto ni el servicio post-venta.

He pensado durante meses en cómo escribir este artículo intentando dar mi punto de vista y sin querer ofender a nadie, pero también expresándome libremente.

Hace mucho tiempo que era un usuario feliz y contento de iPhone e iPad. Mi primer iPhone fue el iPhone 4. Mi primer iPad lo compré de mi bolsillo, el iPad 1 y posteriormente mi banco me regaló uno de los últimos modelos, que he utilizado intensamente hasta hace un par de meses más o menos.

Tengo que reconocer que era un usuario satisfecho, principalmente porque no conocía mucho más allá de Apple, excepto los primeros Nokia que eran geniales, alguna Blackberry que pasó por mis manos, y un smartphone de los primeros que salieron con teclado integrado de la marca HP.

Era de los que dejaban libre la agenda cuando había una Keynote de Apple para verla en directo por internet y ver el saber hacer de Steve Jobs y su campo de distorsión de la realidad.

El cambio de CEO de Apple me fue desanimando poco a poco, por lo aburridas que se hacían las presentaciones, que solía ver en directo y que en manos de Tim Cook eran una sucesión de datos técnicos sin ninguna clase de emoción. Casi diría que Tim Cook no parece tener sangre por las venas, sino horchata. Resumiendo: que aburre a las ovejas leyendo los guiones que le escriben.

Soy usuario de un iMac, que de momento pienso mantener, más que nada por el coste que me supuso. Mi primer Mac fue un Macbook Air que pasó a mejor vida en un viaje por el sur de Argelia, cerca del desierto, donde tubo un golpe desafortunado y acabó como acaban ahora los iPhone 6 plus, en forma de V.

Posteriormente compré un Macbook blanco y luego un iMac de 21 pulgadas. Ahí empezaron los problemas: Un buen día lo encendí para trabajar como siempre y se colgó ¿no decían que los Mac no se colgaban nunca? Un par de semanas después ni siquiera llegó a despertar y lo llevé a la Apple Store donde me dijeron que la única solución era formatearlo... ¡Anda! ¡Igual que los PCs con Windows! Me resigné y dejé que destruyesen todas las fotos y vídeos, recuerdos al fin y al cabo, que habían almacenadas en el disco duro. Me recomendaron comprar un disco duro externo para hacer copias de seguridad que Time Machine se encargaría de hacer por sí sólo. A pesar de esto, en un mes más o menos el disco duro volvió a fallar y... ¡Oh sorpresa! Me dijeron que la copia de seguridad no valía para nada porque si el disco duro estaba corrupto, la copia también lo estaría... Y eso me lo dijo uno de los que llaman "Genius" en la Apple Store. Resumiendo: que me había gastado 200 euros en un disco de copias de seguridad que realmente no servía para nada.

Tomé la decisión de comprar otro iMac que me dijeron que daba menos problemas y además era más fino. Hasta la fecha tengo que decir que no me ha dado más problemas y lo tengo funcionando con dos pantallas en paralelo, por lo que mi despacho se parece mucho a una central de control.

Uno de los primeros incidentes con mi iPhone me ocurrió cuando en el mío, que era de 16 GB me aparecían, al comprobar la memoria, 1,6 GB de historial de mensajes que no conseguía eliminar. Al ir a la Apple Store y volver a pedir cita en la Genius Bar para ver de qué forma lo solucionaba para liberar ese espacio... me dijeron que lo mejor era borrarlo todo y empezar de nuevo... ¡Anda! ¡Como en Windows! Lo borramos y al recuperar desde la copia de seguridad de iCloud, ahí seguían los 1,6 GB. El "Genius" de la Apple Store me dijo que no se le ocurría otra cosa, buscase una solución en internet y que si la encontraba se la contase, porque él no sabía qué hacer ¿?.

Efectivamente, un par de preguntas a algunos amigos en Twitter y la solución era limitar el historial de mensajes... yo no lo sabía, pero los supuestos "Genius" de Apple tampoco.

La actualización a iOS 8 hizo que mi iPad fuese una auténtica tortuga, además de comerse un montón de memoria, y a mi Iphone le ocurrió lo mismo. Algunas cosas como "Apple Continuity", que me permitiría hablar a través de mi iMac con el móvil funcionaban fatal: ruidos de eco de fondo hasta hacer la llamada insoportable, coger la llamada en el teléfono y que siga sonando el timbre en el ordenador, incompatibilidad con la mayoría de aplicaciones que no sean las de Apple, fallos en el tethering, etc.

Tenía el dinero ahorrado para comprar el último iPhone. El iPhone 6 me llamaba la atención por su diseño, pero al ver las características como por ejemplo que para tener estabilizador óptico (importante para mi) tenía que coger un móvil como el iPhone 6 plus que es enorme e incómodo como él sólo, empecé a pensar en otras cosas. Algunos amigos me habían comentado sobre la fragilidad de la estructura física. Más allá de que realmente se doblase o no, la sensación de fragilidad del terminal era innegable y es que lo importante no es que el producto sea débil o no, sino la percepción que los clientes tienen de él. Si a todo esto sumamos mi horrible historial con iOS, empecé a sopesar otras opciones.

Pensé por un momento en Windows, pero ante lo limitado de su galería de aplicaciones, lo descarté de inmediato.

Entonces pensé en Android. Steve Jobs decía en 2010 que quien quisiera porno se comprase un Android y decidí hacerle caso jejeje. Siempre me gusta estar a la última en el software, así que decidí conseguir un producto Nexus que viene con el sello Google y siempre son los primeros dispositivos en actualizarse. Finalmente me decidí por el modelo Nexus 5 que conseguí a un muy buen precio en Amazon (menos de la mitad de lo que me costaría el iPhone 6 más básico). Lo actualicé a Android 5 Lollipop y es mucho más rápido, versátil, personalizable y utilizable que los iPhone que veo por ahí.

Cuando he llamado para resolver alguna duda sobre Android al teléfono de Google Play me han dicho que el servicio de atención telefónica no tiene límite y que puedo llamar cuando quiera... Intenta hacer eso con el servicio de atención postventa telefónica de Apple y descubrirás que el servicio de soporte telefónico de Apple es sólo durante los 90 primeros días. Después de ese período no puedes contactar con ellos y tienes que presentarte en una Apple Store.

Algunos amigos me dicen que no voy a poder pagar con "Apple Pay" y mi pensamiento siempre es el mismo... ¿Recordáis cuando nos dijeron que Passbook era la solución para almacenar todos los tickets y entradas? ¿Lo habéis llegado a utilizar alguna vez? Sólo muy pocas empresas lo utilizan en España y es que España no es un mercado prioritario para Apple y no centran sus esfuerzos en nosotros. Me aventuro a decir que Apple Pay tendrá la misma historia en España y en Europa.

Desde que utilizo Android tengo que decir que hay un par de sistemas que no tienen comparación con Apple. Google Now le da cien mil patadas a Siri y además hace muchas más cosas que Siri no es capaz ni de soñar, como mostrarte tarjetas con información que sabe que vas a necesitar (horarios de autobuses cuando estás en una parada concreta, por poner un ejemplo). El reconocimiento de voz de Siri en muchísimas ocasiones no funcionaba correctamente, y sin embargo en Android funciona perfectamente hasta dentro del coche o en medio de un grupo de gente.

Otra de las increíbles mejoras que he encontrado en mi Nexus es el consumo de datos móviles. Ha descendido de forma espectacular. Terminé por contratar 4 GB de datos dado que hago un uso intensivo de mi móvil en cuanto a datos por mis largos viajes y con el iPhone siempre me faltaban datos a final del período de facturación. Ahora con el Nexus estoy pensando en bajar la cuota a la mitad, porque en los primeros quince días (haciendo los viajes normales de lunes a viernes) he consumido 400 MB, prácticamente una porción mínima de lo que solía consumir mi antiguo iPhone. Por lo tanto, iOS necesita hacerse mirar lo del consumo de datos que es sencillamente descomunal.

En cuanto a la estabilidad del sistema, que algunos me comentan por internet, el iPhone tuve que resetearlo a lo bestia (botón home + encendido) unas cuantas veces por semana desde que llegó iOS 8, y sin embargo Android funciona estupendamente y no he tenido que resetearlo, al menos en los 15 días que lo llevo usando.

Ahora estoy planteándome comprar una tableta Nexus 7 ó 9, dado que mi iPad ya es una tortuga y me niego a pagar un dineral por un producto que puedo conseguir a un precio mucho menor y con mejores prestaciones.

Creo que el principal problema de Apple es que no crea usuarios satisfechos realmente porque no conocen otros sistemas. Apple crea usuarios orgullosos, con fe en el producto, pero la fe es ciega.

Android sin embargo, crea usuarios satisfechos (o insatisfechos) realmente, porque pueden elegir entre un abanico de posibilidades de varios fabricantes y gamas de precios increíblemente amplias.

De momento sigo utilizando satisfactoriamente mi iMac, pero no volveré, de momento, a iPhone ni iPad.

Lo importante, como todo en la vida, está en acertar con lo que necesitas.

Artículos similares de más ex-usuarios Apple:

2 comentarios:

Entradas populares