Libros

Selecciona tu idioma... Select your language...

martes, 29 de octubre de 2013

Cambie pequeñas cosas, no la cultura empresarial de una sola vez



Cuando no se alcanzan los objetivos de la empresa no será el mejor momento para cambiar la cultura empresarial. Los grandes esfuerzos por cambiar la cultura empresarial rara vez arreglan los problemas de la empresa. Los administradores obtienen mejores resultados cuando comienzan con unos pequeños cambios. Comience con un problema por ejemplo el rendimiento. Consiga que algunas personas hagan un par de pruebas a ver si puede resolver el problema o al menos una parte. Preste mucha atención a lo que funciona y como. Es mucho más interesante potenciar lo positivo. Lo negativo hay que acabarlo poco a poco o se irá extinguiendo por sí mismo. Los cambios no son agradables para nadie y terminar con algo de raíz tampoco lo es. Vaya incorporando ideas de éxito en sus siguientes etapas. Siga avanzando cada vez con más mejoras en el rendimiento sobre la base de estos primeros éxitos. Con el tiempo se dará cuenta de que ha cambiado la cultura paso a paso y sin generar traumas ni incomodidades en la empresa.

Para Apple los autónomos no somos importantes



¿Eres autónomo? Apple te trata como fueras un estudiante o un jubilado...

Una simple consulta en mi tienda Apple Store repetida en varias ocasiones solicitando información sobre las ventajas para empresas después de ver en la web de Apple el apartado Apple - Empresas, me puso sobre aviso de que para Apple los autónomos ... no existimos. Existen condiciones especiales de descuentos por volumen para Empresas, pero no para autónomos.

Si entras en la web de Apple Empresas (Ver enlace) verás que en ningún momento se nombra a los autónomos y si haces una búsqueda en internet para ver dónde se nombra a los autónomos en la web de Apple descubrirás que sólo se nombran en el apartado de financiación (Ver enlace) y en el apartado de pago e IVA (Ver enlace).

Es decir, si eres uno de los más de 1.908.000 autónomos o profesionales que hay en España en este momento (tercer trimestre 2013) (Ver web del Ministerio de trabajo para datos actualizados), para Apple simplemente no existes... o no les interesas como cliente...

Por eso cuando veo a algunos artículos (Ver artículo en MacWorld) que hablan de cuántos autónomos utilizan los productos de Apple y están completamente satisfechos con la calidad del producto (como es mi caso)... me planteo hasta qué punto esa actitud es mutua de Apple hacia los autónomos.

¿Acaso Apple no tiene nada especial que ofrecer a los autónomos? Médicos, fontaneros, albañiles, dentistas, etc que utilizan sus productos a diario y lo que es aún más interesante... los muestran a sus clientes como herramientas de trabajo útiles y eficaces.

Los autónomos representamos el 18% del PIB y el 40% del empleo en España según el Gobierno (Ver enlace). Supongo que esos datos no son suficientes para Apple.

Me temo que es una actitud de ceguera comercial. Simplemente si a los autónomos se nos dieran unos descuentos en crédito iTunes, por poner un ejemplo, por un valor, digamos el 5% de la compra total, es decir, que por comprar un iPhone te darían unos 35€ en crédito para comprar aplicaciones para el móvil o el mac, contenidos de iTunes, etc.; estoy seguro de que muchos autónomos se pensarían si comprar más productos Apple... Cuando hablo con otros autónomos, tienen el pensamiento de que en Apple todo se paga... y más caro, por lo que unos descuentos de este tipo serían más que interesantes...

Personalmente seguiré usando los productos porque tanto el trato del personal de la Apple Store como los productos son excelentes, pero la política de empresa no tanto...

viernes, 25 de octubre de 2013

¿Qué le está pasando a Apple?



Existe una gran diferencia entre limitar la disponibilidad de un producto para convertirlo en exclusivo y maltratar al cliente.

Hace un par de días actualicé a OS X Mavericks de forma gratuita (por cierto, ahora funciona bastante más lento...), pero cuál es mi sorpresa cuando veo que tres de los programas que más utilizo como son Pages, Numbers y iPhoto, no se me actualizan y me ofrecen que los descarge de nuevo al ser nuevas versiones por un precio que rondaba los 15€ por producto, es decir, que en realidad la actualización a OS X Mavericks me costó 45€ de forma oculta. Tuve que actualizar a estas versiones, por lo menos de Pages y Numbers, ya que se me instalaron las últimas versiones en el iPhone e iPad y los ficheros creados o modificados en estos dispositivos luego no serían compatibles con las versiones de OS X, así que básicamente si quieres trabajar bien, estás obligado a actualizar los programas. Punto y aparte de esto, cuando instalé los programas no encontré mejoras significativas salvo modificaciones estéticas y correcciones de errores como se informa en la propia descripción... y digo yo... ¿si se trata de correcciones de errores hay que pagar por un producto nuevo? ... ¿Si se me rompe un coche porque no funciona la caja de cambios, deben de arreglarlo o me deben de vender uno nuevo, coblándomelo, por supuesto? Ver artículo

Ya iba y calentito con este asunto, pero esta mañana que salía el iPhone 5S al mercado decidí llamar por teléfono a mi tienda Apple Store más cercana y tras unos 20 minutos de espera (tenía 7 llamadas por delante) pregunto por la disponibilidad de un iPhone 5S en color dorado en 16GB y 32GB. El chico al teléfono me dice que esta mañana no hay problema de disponibilidad y que si voy a pasar esta tarde será mejor que llame con antelación... Cojo mi coche y me dirijo al establecimiento. Cuando llego me dicen que no es posible que me hayan dicho que haya disponibilidad y que además no quedan iPhones 5S dorados en ninguna capacidad. Ni que decir tiene la insatisfacción que como cliente me ha producido este asunto. Me dan que pensar... o bien el chico que me informó no tenía ni idea de lo que es dar una atención al cliente y de las implicaciones que tienen las informaciones que dan; o bien realmente era un tema de Apple para tener a gente en la tienda "haciendo bulto" ya que el lanzamiento de este teléfono no ha sido tan espectacular como en otras ocasiones (cuando he llegado habrían unas 10 personas haciendo cola).

Esto me ha llevado a reflexionar en mi camino hacia mi oficina en el coche acerca del dificil equilibro entre hacer que un producto sea de limitada disponibilidad para convertirlo en un producto exclusivo, y marear y maltratar al cliente; un cliente que tradicionalmente es bastante fiel a la marca, pero que por situaciones como esta puede plantearse (como es mi caso) probar otras plataformas de productos como Android.

¿Qué le está pasando a Apple? Creo que Tim Cook es un personaje de un perfil mucho más bajo que lo era Steve Jobs. Si bien Johnny Ive sabe plasmar en formas bellas y usables las ideas de Jobs, Tim Cook no dispone de esa asertividad y don de mando de Jobs y de hecho se deja llevar mucho más por las necesidades del mercado. El arte de Jobs era mostrarle al cliente cosas que no sabía que necesitaba, hipnotizarlos y conseguir que la experiencia Apple fuera excelente. Esa distorsión de la realidad de Jobs, posiblemente fruto de sus experiencias en su etapa hippy, no existe en el Apple que tenemos hoy en día.

Miedo me da ahora que Burberry se sube al tren de Apple, mediante la contratación de su vicepresidenta delegada como supervisora de las tiendas físicas y online (ver artículo). No soy amigo de las marcas y menos aún de las de ropa y aunque reconozco que Apple tiene mucho de marca que hace y genera moda, creo que tiene mucho más que ver con Nike que con Burberry.

Con situaciones como el deficiente lanzamiento del iPhone 5S (el 5C tiene unas ventas mucho menores y no es tan demandado. Ver artículo) se está jugando ese primer puesto de satisfacción al cliente del que ya iba perdiendo cuota a mediados de este año (Ver artículo).

Entiendo que el equilibrio entre hacer un producto exclusivo y disponible es difícil... pero... ¿es necesario maltratar al cliente para conseguir que sea exclusivo?

Entradas populares